top of page
  • Foto del escritorLa Ronde

La Ronde de Flandes: La Joya de las Clásicas de Primavera.



El Tour de Flandes, conocido también como "Ronde van Vlaanderen" en flamenco, es una de las carreras ciclistas más prestigiosas del mundo.


Uno de los cinco "Monumentos del ciclismo", junto con Milán-San Remo, París-Roubaix, Lieja-Bastoña-Lieja y el Giro de Lombardía.


Resumen de la edición de 2023.



Identidad


Al igual que otras grandes pruebas ciclistas, como el Tour de Francia o la París-Roubaix, la Vuelta a Flandes nació de la idea de promocionar un diario deportivo flamenco, Sportwereld.


El diario deportivo Sportwereld fue fundado en el verano de 1912, poco después de la primera victoria de un belga, Odile Defraye, en el Tour de Francia.


El periódico, financiado por August De Maeght, pretendía informar sobre deporte y promover el uso del neerlandés, lengua que había sido reconocida oficialmente en Bélgica sólo unos años antes, en 1898.


Leon Van de Haute y Karel Van Wijnendaele, directores de la revista, decidieron rápidamente seguir el ejemplo de los diarios deportivos extranjeros estableciendo una carrera para consolidar el estatus de su cabecera, mirando especialmente a Roubaix como ejemplo.


En febrero de 1913, dieron a conocer sus planes para la Vuelta a Flandes, anunciando que la primera edición tendría lugar en mayo de ese mismo año.


El recorrido de la Ronde Van Vlaanderen inaugural, con salida y llegada en Gante, se extendía a lo largo de 324 kilómetros, rodeando las provincias neerlandófonas de Flandes Oriental y Flandes Occidental y pasando por todas las ciudades importantes porque, como escribió Van Wijnendaele, "todas las ciudades flamencas tenían que contribuir a la emancipación de los flamencos".


La primera edición (25 de marzo de 1913) De Ronde se caracterizó por su ausencia de cuestas, peculiaridad por la que se distingue hoy en día.

Un total de 36 belgas y un francés participaron en la prueba inaugural. El ganador, Paul Deman, completó el recorrido en poco más de 12 horas.


The Koppenberg

Uno de los aspectos más distintivos del Tour de Flandes es su énfasis en las carreteras adoquinadas, conocidas como "pavé".


Estos tramos de pavimento irregular y a menudo resbaladizo son un desafío tanto físico como técnico para los corredores, añadiendo una dimensión única a la carrera. Las secciones más famosas incluyen el Koppenberg, el Oude Kwaremont y el Paterberg, lugares donde los ciclistas a menudo hacen o destruyen sus posibilidades de victoria.


El Recorrido

El recorrido del Tour de Flandes varía ligeramente de un año a otro, pero típicamente abarca alrededor de 250 kilómetros a través de las regiones flamencas de Bélgica. Aunque no presenta grandes ascensos en términos de altitud, las subidas empinadas y los tramos adoquinados proporcionan un desafío extremo, especialmente cuando se combinan con el clima impredecible de la región.


Los segmentos han variado mucho a lo largo de la historia, siendo el recorrido con más cambios de los monumentos ciclistas junto con el Giro de Lombardía. De hecho, los muros que se han subido en los últimos años no debutaron hasta al menos la década de 1950 y la mayoría a partir de la década de 1970, como el Oude Kwaremont y el Koppenberg, subidos por primera vez en 1974 y 1976 respectivamente.


En cuanto a su llegada, alternó durante mucho tiempo la ciudad de Gante con varias localidades cercanas, como Mariakerke (barrio de Gante), Evergem y sobre todo Wetteren, hasta que en 1973 se instaló en Meerbeke (barrio de Ninove) y desde 2010 en el mismo Ninove. El inicio de su carrera no ha variado mucho, con sólo tres cambios: Gante hasta 1976, Sint-Niklaas de 1977 a 1997 y Brujas desde 1998.


Tras varias ediciones con recorridos similares, con algunos cambios en el recorrido intermedio (como la inclusión o no del Koppenberg, o el giro hacia el interior de 2011) pero manteniendo la misma salida, meta y Muur-Kapelmuur y Bosberg como referencias.


A partir de 2011 se anunció que la Vuelta a Flandes 2012 no terminaría en Meerbeke (Ninove), meta de la carrera desde 1973, sino que lo haría en Oudenaarde, con el efecto colateral de excluir el Muur-Kapelmuur y el Bosberg, las dos subidas previas a la meta de Ninove, convirtiéndose en el Kwaremont y el Paterberg finales, que se enfrentaron en tres ocasiones durante los 80 kilómetros finales al dar varias vueltas al sur de la ciudad de Oudenaarde.


Desde 2012, ha sufrido pequeños cambios cada año. En 2017, el Kapelmuur volvió al recorrido, aunque lejos de la línea de meta.



El Muur-Kapelmuur (también conocido como Muro de Geraardsbergen, Muro de Grammont o simplemente Muur)

Los aficionados al ciclismo, conocidos como "Flandriens", se congregan a lo largo de la ruta para animar a los corredores y sumergirse en la atmósfera única de la carrera.

Las cunetas están llenas de espectadores vestidos con los colores de los equipos favoritos, creando una experiencia festiva que difícilmente se iguala en otras pruebas.


El Tour de Flandes 2024 se celebrará este domingo, con una ruta que parte de Amberes y cubre 270.8 kilómetros, incluyendo 17 subidas, muchas de ellas empedradas.

Sin presencia de Tadej Pogacar y la ausencia de última hora de Van Aert, junto con la participación de un probablemente renqueante Pedersen, parecen dejar toda la atención para un MVDP que intentará su tercera victoria alcanzando así a mitos como Museeuw, Cancellara o Boonen.


Campeones Legendarios. Leones de Flandes.


El Tour de Flandes ha sido ganado por algunos de los ciclistas más grandes de la historia, incluyendo a Eddy Merckx (2), Johan Museeuw (3), Tom Boonen (3) y Fabian Cancellara (3).

Estos nombres se han convertido en sinónimo de éxito en las Clásicas de Primavera y han contribuido a forjar la reputación de La Ronde de Flandes como una de las carreras más vibrantes del mundo.


Tom Boonen subiendo el Muur en la edición de 2010

El Tour de Flandes, por su diseño, no solo es una prueba de fuerza física, sino también de estrategia y trabajo en equipo.

Una prueba eminentemente táctica, al menos en las primeras horas de la prueba.


En la edición anterior, el ciclista Tadej Pogačar se llevó la victoria con un ataque impresionante en el último ascenso del Oude Kwaremont, dejando atrás a rivales como Mathieu van der Poel y Mads Pedersen.


Recordamos también los nervios de acero en el sprint que fabricó Van der Poel para llevarse la victoria en 2022,


El Tour de Flandes es mucho más que una simple carrera ciclista.
Es una celebración de la pasión por el ciclismo como una vez fue, la tradición y el espíritu indomable de los corredores que se enfrentan a los desafíos más difíciles en busca de la gloria de ver su nombre en el palmarés de una cita mítica.

Con su historia rica y su recorrido mítico, esta clásica de primavera continúa cautivando a audiencias de todo el mundo y manteniendo viva la llama del ciclismo universal.


Comentários


bottom of page