top of page
  • Foto del escritorLa Ronde

Mountain Quest / El legado de João.

2012. João Marinho, creador de la Douro Bike Race que entonces vivía su momento de apogeo como prueba más importante por etapas de Portugal, le daba vueltas a crear un nuevo concepto.


João, muy joven, pero com una biografía llena de victorias y aventuras por todo el mundo, imaginaba el resultado de sumar las 4 etapas de la DBR en un único evento.


Las 3 sierras próximas a Amarante: Aboboreira, Marão, Alvão, por su punto más alto, en un único día. También imaginó un gran final... ¿Sumar la mítica ascensión de la Volta a Portugal al Monte Farinha? Senhora da Graça entró en escena. Nació la Mountain Quest.

El GPS que registraba los números de la primera edición en solitario de la MQ. Verano de 2012.

En autonomía, elevando el espíritu de aventura y sentando las bases de una filosofía, una forma de recorrer, de vivir la montaña y la región.



Guiado por GPS, un concepto que ya había intentado implantar en la DBR de 2010, cuando muy pocos navegaban aún (muy pocos lo hacían bien en 2012).

Primera edición de la MQ / Invierno 2012 / Paseo.



¿verano o invierno? Los veranos Amarantinos son terribles, temperaturas por encima de 40 grados... los inviernos no son mejores.


A partir de octubre la temperatura se desploma hasta los 5 grados. Lluvia, tormentas, granizo o nieve. La fascinante "cordillera amarantina" tiene sus propios códigos.



  • 2012. Test. Invierno.

João adoraba hacer test. Invitar a un grupo de amigos y presentarle sus propuestas y estudiar la reacción. Así fue: La "primera" MQ se probó en invierno.

Un paseo convocado por Facebook, donde se apuntaron unos cuantos y acabaron muy pocos. Tomó nota.


João Marinho. 2013 durante un test de la MQ antes de la primera edición con dorsal.

  • 2013. Verano. apareció la primera edición ya como evento formal.

Parejas o solo, distancia de alrededor de 160km... Todo estaba ahí y se iba depurando.

Ganó André Resende, el primer vencedor de una edición "competitiva" de la MQ.


  • 2014. Con 174 Km y casi 6.000 D+ La Mountain Quest ya tenía una identidad perfilada.

Sus límites habían sido definidos y el rumbo estaba claro. Espíritu de montaña, desafío, superación. Todo bajo el liderazgo de un director de orquesta con un carisma arrollador. La edición fue un éxito. La magia funcionaba.


MQ 2014. Los finales de la MQ son parte fundamental de la identidad del evento. Su esencia se selló en 2014. Foto: Fernando César.

João Marinho, que ya había acertado con la fórmula de la Douro Bike Race, era el alma de la Mountain Quest.



Y entonces ocurrió lo peor. En noviembre de 2014 a los 31 años, João Marinho fallecía en un accidente mientras hacía montañismo en Picos de Europa.

La noticia fue un impacto nacional y un shock para todos los que lo conocían.


Trofeo del "Mutante", sobrenombre que se daba a João. Ahora el desafío dentro de la MQ, con 260 km. La figura del trofeo es la de João en bici. Extraída de una foto suya en el Marão. Foto: Carlos Santos.


Las pruebas dependían tanto de él y se alimentaban tanto de su carisma y energía, que parecía el final de todo.


  • 2015.

¿Las aventuras no terminan nunca? Supongo que no. Alguien tiene que llevar adelante la historia”. Bilbo Baggins".

Su hermano resolvió continuar con su legado.

Pedro asumió el relevo, rodeado por un grupo de amigos y dio la responsabilidad al, probablemente, candidato más impensable.

Medalla Finisher. Foto: João Pinetree

Casualidad o no. João dejaba un legado que iba a conservar alguien que, antes que deportista, se define como un ávido lector de Tolkien.


Así llegaron las ediciones de 2015, 16, 17 con su "Mutant Challenge" de 260km.

2018, 2019... el trazado fue sufriendo pequeñas modificaciones, sin alterar la idea original.


El recorrido es una historia, en la que cada edición va escribiendo páginas nuevas.


Las frases, la narrativa. Un trabajo colectivo que ha ido enriqueciendo un relato donde ya se confunden las palabras del creador, con las anécdotas posteriores. Una narración vibrante, un legado vivo.


Ese "espírito da coisa" que es un canon apócrifo que resume la filosofía de la MQ, que ayudó a pasar la pandemia como una de las marcas ultra con más engagement de la península.

05:00 AM Luces en la oscuridad. Los atletas cruzan Amarante de camino a la primera sierra. Foto: Susana Luzir.

El "Muro da Ferraría", los mutantes, los "empenados", marretadas, el "espírito da coisa"... el universo de la Mountain Quest va mucho más allá de las montañas, es una filosofía, también un lenguaje.


Y continúa escribiendo páginas.


  • En la edición de 2023 ganaba Brandán Márquez, por tercera vez.

Por detrás un héroe local Tiago Clamote, el hombre que ha pisado todos los pódios del MQ en todas sus versiones. Un símbolo de la prueba, que ha crecido con ella y que la ha ayudado a crecer.


Tercero un ilustre debutante, Llibert Mill, un campeón europeo sorprendido y finalmente atrapado, por la extraña identidad de un evento diferente.


La Mountain Quest, con sus 191 KM y 6.100 metros de acumulado o 260 KM con 8.500 de acumulado en su desafío Mutante (sin finalistas este año). Monumento del MTB ultra europeo.


Saltkamergut, Gigante de Piedra, Pedals, MB Race, Mountain Quest.

"El legado de João" está donde tenía que estar. Vivo, explorando nuevos senderos.

Ni el más sabio conoce el fin de todos los caminos".


La crónica de Ramón Mella en su 5ª participación:





Comments


bottom of page