top of page
  • Foto del escritorLa Ronde

Brandán Márquez gana su segundo Iron Bike.


Brandán, con un segundo puesto en 2018, una victoria en 2019 y el abandono por caída en 2021, edición donde volvía a ser claro favorito, continúa su casi perfecto idilio con "El Dakar del MTB".


Brandán espera por la orden de salida (Individual e invertida al orden de clasificación)

Una victoria final construída desde el prólogo. donde el excelente corredor local Mattia Gianotti le arrebataba el mejor tiempo en la etapa, aunque no impedía que se alzase con el liderazgo en su categoría por edad -master 40, por más que sea algo que le incomode.




No conformándose con ello y con el objetivo de conquistar la general absoluta, Brandán atacó metódicamente los primeros días, comprendiendo y articulando el particular sistema de puntuación de Iron Bike, por puntos, no por tiempo, repartidos en especiales cronometradas, al estilo de un Rally.





A la "amenaza" de Gianotti, se sumó la de un debutante Guillém Caballé, que se presentó desde el prólogo como un claro candidato a la victoria.


Caballé, especialista en enduro, resistió el paso de las etapas sin girar la cara a la batalla.

Un formidable rendimiento, con una entrega por día del 100% de su capacidad, que bien podría haberlo llevado a la victoria general de no haberse encontrado frente a un corredor más experimentado en la Leyenda Alpina.


Mientras Brandán y Caballé se medían, la lucha por la tercera posición se resolvía como la gran batalla de Iron.


Alanís saliendo del fuerte de Fenestrelle.
La lucha por la tercera posición

Primero Gianotti parecía reclamarla en propiedad, algo que rápidamente discutió otra de las sensaciones del 2023.


Alberto Alanís, también del #VBikesTeam debutaba en Iron Bike sin aspiraciones definidas e iba asumiendo día a día la responsabilidad de pelear por los objetivos que iba conquistando.



No hay dos sin tres, a Alanís y Gianotti se sumaba en la pelea por el podio alguien que se ha ganado el derecho de ser considerado una de las leyendas de Iron, Elias Van Hoeydonck, "el rey del porteo".



Van Hoeydonck, buen rodador, excelente bajador y extraordinario en las etapas que incluyen grandes caminatas con la bici a la espalda, acumula un puñado de destacadas clasificaciones y victorias parciales en Iron. Elías quiso el tercer puesto en la general y lo peleó hasta la última etapa. Su forma de correr, literalmente escondido en las zonas de transición, hace muy difícil marcarle referencias.

El belga comprende la IB como pocos y mantenerlo controlado es una de las grandes victorias de esta edición y es para Alanís.


Van Hoeydonck, Alanís y Márquez antes de la última salida en Oulx.

Fue, en muchos sentidos, un esfuerzo mayor y más extenuante que el de Márquez para controlar la general.



En parejas, los catalanes Minoves y Casanova dieron un espectáculo, sin oposición. Incontestables desde el primer momento y asomando siempre por delante en la clasificación general absoluta.








Chiara Marrale, se llevó la categoría femenina, siendo la única en completar la prueba.

Verzella escucha el briefing de la última etapa. Oulx.





Destacar también a Rafaelle Verzella, a sus 66 años, completando su 26ª participación en un Iron Bike (de 28 ediciones) y en casi todas como finisher.









Verzella "El signore", participa además en modo "pioneer", solo, sin cualquier asistencia o personal de apoyo.

Iron Bike en su estado más puro. El helicóptero, fundamental en logística, dirección de carreta y moto-médico, discuten un lance de carrera en Prali.

Iron Bike 2023 es historia. Testigos de la victoria de Brandán fueron el Multi-Campeón Milton Ramos, este año desde su e-bike en una generosa y discreta labor de apoyo a la prueba y Raboslav Sibl, uno de los campeones históricos de IB (2005, 2006, 2007, 2008) que se hizo notar en cada etapa, pero lejos de opciones de renovar viejos laureles.



Márquez, Caballé y Alanís, podio general de la IB2023.

Aparecieron incluso por una de las bases de final de etapa los hermanos Rostagno, leyendas de la IB más clásica.


Todo tuvo aroma a cambio de ciclo.

Quizá una nueva época, el tiempo dirá.


Brandán con dos victorias y un segundo puesto confirma su nombre como uno de los grandes de la historia de IB, con una pregunta flotando en el aire






¿Cuántas ediciones habría ganado sin mediar la pandemia? ¿Estamos ante un nuevo dominador como lo fue Milton?


Como manda la tradición, el campeón recibe la marca de IB sobre el maillot en la última etapa.

Según rumores por confirmar, tendremos que esperar para saberlo, hasta 2025.


Larga vida a Iron, aunque tuviera que ser cada dos años, a por otras 28 ediciones.





Comentarios


bottom of page